lunes, 7 de octubre de 2019

PAPI TENGO MIEDO




¡Papi, tengo miedo!... ¿Puedo dormir contigo?


¿Qué pasó mi niña?, ¡ya es de noche, ve a dormir!... ¡Ya es muy tarde!


Pero papi, ¡se oyen ruidos muy feos en mi cuarto!...


Me levanté y abandoné la cama para ir con mi pequeña a su cuarto, encendí la luz: Ves... ¡no hay nada aquí para temer!.


¡Pero papi, cuando apagas la luz se escuchan ruidos muy feos!...


¡Ves, no se escucha nada!, ahora ya duérmete por favor, que mañana hay que madrugar...


¡Papi, no te vayas!... ¡quédate conmigo!...


Está bien mi amor, pero sólo por esta noche, ahora ya duérmete por favor...


Me acosté en la cama con mi pequeña y la abracé...

martes, 9 de julio de 2019

“ NO ERA UN SER VIVO ”: EL RELATO DE LOS SEPULTUREROS DE CEVIL POZO



Más de dos años han pasado desde que compartí algo en el blog. Me cuesta creerlo. Pero aquí estoy,
de nuevo frente al teclado, dando algún indicio de que este espacio no está muerto. 
Y qué mejor que retomar con algo relativo a la última publicación de aquel lejano 2017... espero que les resulte de interés esta nota, saludos!



Los trabajadores del cementerio ubicado al este de la ciudad registraron a Tucumán Paranormal lo que vivieron mientras desarrollaban sus tareas con normalidad: "Fue en un área bastante solitaria en una de las esquinas del enorme camposanto".

“Hay muchas personas que conviven día a día con la muerte, y pasan muchas horas de su jornada laboral al lado de cadáveres. Son famosas las historias de los médicos que han visto a mujeres vestidas de enfermera, o de figuras que deambulan en los pasillos de hospitales y sanatorios y que desaparecen de un momento a otro. Pero, ¿qué hay de las personas que trabajan en los cementerios y caminan entre tumbas todo el tiempo, a veces completamente solos? ¿Qué han visto en sus guardias nocturnas? ¿Qué es lo más extraño que han presenciado? ¿Qué pasa al caer la noche cuando la oscuridad cubre el cementerio?”.


De esta manera, Augusto Bellido nos introduce en una nueva historia de Tucumán Paranormal, el sitio furor del año que comparte las historias más espeluznantes a través de relatos, transmisiones en vivo y fuertes testimonios de las personas que acompañan los videos que Bellido y su grupo de investigación plasman una vez por semana en su sitio.


“Hablamos con Miguel y José, dos sepultureros que trabajaban en un cementerio ubicado al este de nuestra ciudad. Miguel lleva 30 años de su vida entre tumbas, nichos, mausoleos y fosas comunes. Desde los 24 años comenzó a trabajar. Lo que nos contó fue hace mucho tiempo, su tarea transcurría normal hasta que presenció algo que lo impactó”, indica la historia anclada en el cementerio de Cevil Pozo, donde transcurre lo escalofriante que relata a continuación en el caso de Miguel.

sábado, 24 de junio de 2017

EL FANTASMA DEL CEMENTERIO DE CEVIL POZO


En Tucumán, las historias de apariciones son moneda corriente. Fanático de lo paranormal, Jorge Soria cuenta una anécdota ocurrida en las cercanías del Cementerio de Cevil Pozo.
Los cementerios del interior de Tucumán tienen una rica historia basada en apariciones, mitos o leyendas que perduran en el tiempo. Jorge Soria es tucumano y está interesado en las paranormales historias que tienen lugar en la provincia.
“Julio es un exchofer de una empresa de colectivos que ya no existe, ETAP, y fue protagonista de una anécdota que no podrá olvidar. Esta empresa cubría el recorrido entre la ciudad de San Miguel de Tucumán y Banda del Río Salí, Los Ralos, Cevil Pozo y Colombres”, asevera Soria.
Corría el mes de mayo de 1982. Julio tomaba servicio por la tarde y debía cubrir el recorrido hasta Colombres. Luego de terminar su turno, a las 22 h, retornaba vacío con destino a la vieja terminal de ómnibus.

miércoles, 24 de mayo de 2017

VENDRA LA MUERTE Y TENDRA TUS OJOS - Cesare Pavese




Vendrá la muerte y tendrá tus ojos,
esta muerte que nos acompaña
desde el alba a la noche, insomne,
sorda, como un viejo remordimiento
o un absurdo defecto. Tus ojos
serán una palabra inútil,
un grito callado, un silencio.
Así los ves cada mañana
cuando sola te inclinas
ante el espejo. Oh, cara esperanza,
aquel día sabremos, también,
que eres la vida y eres la nada.
Para todos tiene la muerte una mirada.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
Será como dejar un vicio,
como ver en el espejo
asomar un rostro muerto,
como escuchar un labio ya cerrado.
Mudos, descenderemos al abismo.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...