jueves, 2 de marzo de 2017

MUJER POSEIDA EN TUCUMAN - Iglesia Santo Domingo



Apenas iniciando Marzo se viralizó este video, en el cual se escuchan gritos desgarradores y puede observarse una imagen difusa: un policía lleva en andas aparentemente a una mujer hacia el interior de la iglesia de Santo Domingo. El incidente fue catalogado como de posesión demoníaca, y continúa distribuyéndose a través de las redes sociales. Como es usual, no puede descartarse que se trate de un montaje.

Video:




miércoles, 1 de marzo de 2017

EL DESPERTAR - de Belén Olavarría Muñoz


 

En la oscuridad de la vida nocturna
cuando transitas con somnolencia
por calles lúgubres y sombrías,
tus zancadas avanzan a tal velocidad
que sientes que tu cuerpo rozará con otro cuerpo;
un ser de la noche oculto entre las sombras.


Y cuando atraviesas el umbral de tu hogar
y tu mano tienta el interruptor,
y la fuerza de la corriente eléctrica es percibida en la atmósfera,
justo antes de que se haga realidad su función de luminosidad,
el terror a ser expuestos a la vista
invade los cuerpo etéreos de las almas de aquellos desconocidos
que transitan por callejones oscuros y pasillos sombríos,
arrastrándolos hacia sus muros para evitar el aura pura de una simple vela. 


Entonces sus murmullos se ahogan,
y el tibio olor empapado que enrarece el ambiente
se sumerge en un dudoso stand by. 

miércoles, 22 de febrero de 2017

HISTORIAS DE NIÑOS, CUENTOS DE MIEDO - de Belén Olavarría Muñoz




¿Quién dice que hoy no tienes miedo?,
¿y no ascienden por tu espalda
las caricias del escalofrío,
y el calor del mareo?
¿Quién te esperará hoy en casa?
¿Quién mirará por ti bajo la cama?


¿Temor de niños?…
No lo creo.
Cuando vuelves el rostro
hacia cualquier objeto, inquieto,
al sentir que los ruidos se palpan,
como moscas revoloteando tu cuerpo.


Sé que quisieras cazarlas
para poder controlarte
(ingenuo),
para deshacerte de tu pánico,
y evadirte de este juego.

lunes, 20 de febrero de 2017

MILENARIO - de Alejandro Camacho



La lechuza ocupa el árbol más viejo de un monte cercano. Nadie se explica desde cuándo, ni cómo, pero ahí está, vigilante y sigilosa, un centinela de la muerte. Tiene plumas de oro que brillan con los sueños de algunos poetas trasnochados.
Cada vez que mis ojos desean contemplarla, persigo el rastro luminoso de los cometas desorientados que buscan amor ente las auroras.
Sus patas son imponentes, a pesar de ocupar una de las ultimas ramas puedo divisar con exactitud sus gestos (hace ciento catorce noches la visito, conozco de memoria sus rasgos). Ella me saluda como siempre, yo contesto del mismo modo, sin embargo hay algo que me acongoja esta noche, es un miedo desinhibido, algo absurdo.
Conversamos de los políticos de turno y la población actual, sus teorías sobre la revolución son asombrosas. De pronto abre sus enormes alas, bajo ellas veo un gran armamento, la amenaza es inminente. Tiemblo sin sentido, intento correr y mis rodillas se clavan en la tierra del arado, donde quedo inmóvil, ninguna extremidad responde, el sudor desprendido de mi espalda se vuelve fértil. Tres raíces explotan desde mis pies, crezco rápido y sin límites, ante la silenciosa mirada del animal, la madera de quebracho cubre cada hueso, la sangre se vuelve savia espesa.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...