sábado, 9 de junio de 2012

Mitos y Leyendas de Argentina: El Familiar (y una interpretación de la leyenda)

Los patrones de los ingenios, para hacerse más ricos, para tener más suerte y abundancia, realizan un contrato con el Familiar, que es el diablo. Cada año le ofrecen un peón de los que llegan a la cosecha, para que se lo coma. Los dueños tenían en la fábrica un cuarto oculto donde vivía el Familiar. Allí enviaban a la gente a buscar herramientas; pero ninguno de los que entraba volvía a salir.
Este ser diabólico aparece como un perro enorme, feroz, siempre al acecho de cualquiera que pase; o como viborón negro con ojos de gatos y cerdas en la cabeza. Se recomienda no matar a las víboras negras que se encuentren, porque puede tratarse del Familiar (no son muy largas pero si gruesas, y a veces tienen cabeza de perro, como el Teyúyaguá de Corrientes). Aparece también como persona, mulita, cerdo o torito negro astuto. Bajo este último aspecto, puede balar y el ganado lo rodea inmediatamente. Se lo ha visto cruzar de noche los cañaverales arrastrando una pesada cadena; nada lo detiene y atraviesa paredes o pantanos sin que nadie logre herirlo.

Los numerosos ingenios de Tucumán, las grandes fincas de Catamarca y San Luis y los viñedos importantes en nuestro país cuentan todos con un familiar que hace parir a las vacas, reproducirse en abundancia las majadas y acrecentar riquezas. Además de comer hombres se alimenta con leche, menudos de vacas carneadas especialmente para él o grandes tachos de locro. Vive encerrado en sótanos donde se lo escucha gemir como un niño, en habitaciones ocultas en las casas o fábricas, corrales de pircas y, en su aspecto de víbora, puede habitar en petacas.
Cuando el dueño se muere y no pasa el secreto a otro, como ya no atienden al Familiar ni le dan de comer, este se pierde y la fortuna desaparece.
Es común en los Ingenios, que con la ultima molienda de caña de azúcar, se arroje a los trapiches un muñeco que representa al obrero que los propietarios del Ingenio deben entregarle a Satanás, para así conformarlo y no llevarse a nadie más.
En otras versiones, El Familiar toma el contorno de un feroz y enorme perro negro sin cabeza que como el Viboron aguarda su cuota de carne humana, agazapado en los tenebrosos rincones del ingenio.

                                                              ------------------------------
 
Para transmitir una idea que andaba dando vueltas por mi cabeza hace tiempo, me sirvo del siguiente texto que a mi parecer lo explica muy claramente.




EL PERRO FAMILIAR 

Por las noches o a la hora del sopor de la siesta, se podía oír un ruido extraño de cadenas que eran arrastradas, era el PERRO FAMILIAR, así le decía la gente en pocas palabras y cerraba puertas y ventanas, por si acaso. No era un animal corriente, era un PERRO muy grande, color negro con las pupilas rojas de sangre y furia. Era el Diablo para algunos o el PERRO del Diablo para otros.
El monstruo diabólico y misterioso tenía una particularidad, se llevaba a determinadas personas, a aquellos que atentaban contra el orden establecido, la seguridad, la tranquilidad del pueblo, los valores, las leyes, los derechos, la patria, Dios, la familia.
Una de sus leyendas esta situada profundamente en la zona de los ingenios y plantaciones de los poderosos, que dentro de sus tierras tenían las famosas colonias, donde vivian los trabajadores, constituian verdaderos pueblos, o ciudades pequeñas, pero con la ley del patron, la policia del patron, los almacenes del patron y curiosamente todos votaban para el partido o candidato del patron.
La leyenda era una espada de dos filos, asustaba a la gente, la tenía contenida, miedosa y permitía los abusos, secuestros y humillaciones con cierta tranquilidad e impunidad.
El que sabía del verdadero significado del cuento, corría riesgo si pretendía protestar, hacer valer sus derechos, pedir sus garantias, o pedir salud, educación o dignidad.
Muchos de ellos fueron llevados al infierno por el nauseabundo y cobarde PERRO FAMILIAR con distintos trajes, según la ocasión y la historia.
Muchos juran haber visto al PERRO FAMILIAR. Lo de FAMILIAR tiene que ver con el tamaño, como las gaseosas o productos FAMILIARES. Y porque al atacar a uno de la familia, grupo, pueblo, asociación, sindicato, movimiento producía en los demás miembros sensaciones de miedo, de paralisis, de dispersión.
Otros dicen que tienen que ver con la Familia del dueño del PERRO, el que hizo el pacto con el demonio, en ese pacto, el diablo cuidadaba la fortuna de la familia y a cambio tenían que alimentar al PERRO con una persona.
Es una forma de control, en realidad el miedo, es el motor de esta leyenda.
Hoy sigue apareciendo el PERRO FAMILIAR de distintas maneras, como antaño. Como en la conquista del continente, ya se conocía la presencia del PERRO y sus consecuencias.
Solo basta revisar un poco la realidad de la vida diaria, los PERROS aparecen en la Iglesia, cuando hay algunos que piensan y ven las cosas distintas, cuando exigen cambios, cuando quieren que la mujer ocupe y tenga las mismas oportunidades y opciones que los varones. En la vida política, cuando los que quieren que los derechos sean para todos, que la salud sea para todos, la educación y la vivienda sean para todos. En el bien común, cuando todos tenemos derecho a participar y elaborar propuestas que beneficien a todos. En el medio ambiente, en el deporte, en la cultura, en la sexualidad. Siempre nos echan los PERROS.
Habrá que empezar a hablar del PERRO, a gritarle; "juira pirro...", "a la cucha", el sabe que si salimos todos, si gritamos todos, si nos paramos todos, se tendrá que ir. También sabe que tiene su tiempo contado. Falta que dejemos de tenerle miedo. Porque no es una leyenda, existe.

Tomado de: http://tucuman.bitacoras.com/archivos/2006/04/28/el-perro-familiar

                                                             --------------------------

Les dejo el link a un cuento relacionado con la temática:

http://tierradetrampas.blogspot.com/2010/12/el-perro-familiar.html

1 comentario:

  1. Hay una novela del autor tucumano Emilio Saad nacido en 1950. Se llama "El Familiar. una historia de terror" y cuenta sobre un adolescente que viaja de Buenos Aires a Tucumán donde trabaja su tío en un ingenio. Él conoce a dos hijos de un capataz desaparecido a causa de El Familiar, y se va a involucrar en su búsqueda.
    Aquí les paso el link por si quieren descargarla para leerla:
    http://web1.taringa.net/tags/emilio%20saad

    ResponderEliminar

AHORA TE TOCA A VOS!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...